Desde la distancia

No hay nada como observar los acontecimientos desde otra perspectiva.

Disfrutando de mis vacaciones apenas he leído prensa económica, pero es imposible no saber lo que está pasando en los mercados de valores.
De nuevo el miedo a la recesión está provocando una auténtica sangría con las caídas más grandes del año para la mayoría de las plazas europeas.

Como ya he comentado en otros artículos, no es momento de dejarse llevar por el pánico. Ya sabemos de la gravedad de la situación, y de lo delicadas que han resultado ser nuestras economías, pero para empezar a vender masivamente deberíamos saber quién ordena la venta.

Dudo mucho que los que vendan sean pequeños ahorradores, más bien debemos mirar a los grandes Fondos de inversión, Entidades Gestoras de Patrimonios, Bancos y todo aquel que necesite mejorar su “performance” de cara al cierre del año. Todo lo que no hagan ahora para intentar suavizar el golpe no lo podrán hacer durante el último trimestre. Así que seguramente sacarán de su Cartera aquellos activos que consideren irrecuperables o con pocas probabilidades de recuperación en el medio plazo y con el montante de las ventas acometer nuevas compras de otros productos de inversión que consideren que puedan tener un buen comportamiento de aquí a final de año.

A no ser que tengamos necesidad de liquidez, es mejor tener minusvalías latentes que pérdidas realizadas. Sin mirar nuestra Cartera, debemos aprovechar estas caídas tan bruscas para buscar buenas oportunidades de inversión. Fallaremos en algunas pero también tendremos aciertos con toda seguridad, de tal modo que para la rentabilidad total pesen más las buenas decisiones que las erróneas.

Sin tener a mano las herramientas para analizar la situación, me atrevo a decir que no conviene:

  • Comprar acciones de Bancos medianos o muy expuestos a España, Francia, Italia, Irlanda, Grecia y Portugal
  • Comprar acciones de Empresas constructoras poco diversificadas y con su grueso de ventas en España
  • Comprar acciones de Compañías ligadas a los ciclos económicos
Esto, entre otras recomendaciones que seguramente algún lector ya habrá podido leer en otros foros. No es que haya copiado ni me hayan copiado; es de sentido común.

Por descontado que alguna Compañía, aunque se englobe dentro de alguno de los puntos anteriores, pudiera ser una buena oportunidad si la caída ha dejado su precio muy por debajo de su valor en libros o por alguna otra razón. Pero esto sólo es recomendable si el inversor es capaz de aguantar fuertes pérdidas y realmente tiene suficiente músculo financiero como para arriesgar una parte de su dinero.

Saludos,

Raskólnikov

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s