Busquemos empresas con un alto V-CESM

Una de las ideas que me rondaba en la cabeza a la hora de escribir sobre inversiones atractivas, era añadir un parámetro más a la hora de elegir dónde invertir nuestros ahorros.

Al igual que a nadie se le ocurriría comprar en un establecimiento que sirve para financiar actividades delictivas, tampoco deberíamos invertir en aquellas empresas que explotan a sus trabajadores, que recurren a prácticas mafiosas para convertirse en monopolios, que contaminan, que no tienen conciencia social… en definitiva, compañías que arrasan con todo y con todos sin importarles lo más mínimo las consecuencias de sus actos, si así logran el tan ansiado objetivo de darles valor a sus accionistas.

Puedo entender, aunque no lo comparta (qué fácil resulta juzgar cuando se ha tenido la suerte de nacer en la zona desarrollada de nuestro planeta), que en ciertos lugares del mundo donde apenas tienen nada para subsistir,  lo que menos les puede preocupar es si con sus actos están dañando el medio ambiente o incrementando los efectos del calentamiento global.

Lo que resulta incomprensible es que esto mismo lo hagan compañías que ganan miles de millones de dólares, y que por supuesto contaminan mucho más. Se gastan millones en campañas de publicidad, marketing, relaciones públicas…pero son incapaces de intentar minimar el impacto medioambiental en la fabricación de sus productos, son incapaces de pagar un sueldo digno a los trabajadores de los países en vías de desarrollo, prefieren sobornar a dirigentes políticos en lugar de tratar de mejorar su imagen con hechos.

Por todo ello, voy a considerar el comportamiento ético-social-medioambiental de una empresa a la hora de decantarme por ella. A ello lo voy a denominar valoración del comportamiento ético-social-medioambiental de una empresa (V-CESM) Obviamente, alguna se nos colará. Y en otros casos puede que nos colemos nosotros y consideremos que una empresa no es adecuada para nuestras inversiones porque su comportamiento V-CESM no se adapta a lo que buscamos y resulta que la información en la que nos basamos es falsa o incorrecta. Y alguno se preguntará: “¿Y a quién le importa?”. Bueno, al igual que yo reciclo mis residuos, utilizo las papeleras y no ensucio el campo cuando salgo a pasear, aún sabiendo que hay mucha más gente que no hace lo mismo y que quizá mi aportación no sirva para casi nada, pues voy a intentar invertir en aquellas empresas que me hagan ganar dinero pero no a costa de explotar a otras personas, o a contaminar ríos, por poner un par de ejemplos.

Para hacer esto me voy a basar en las informaciones que diversas páginas de internet tienen de multitud de empresas, de las noticias que aparezcan y de las aportaciones que pudiéramos recibir.

Las empresas aludidas estarán siempre invitadas a participar en el blog para desmentir y aportar datos con los que refutar las informaciones aparecidas en la red.

Raskólnikov

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s